martes, 7 de marzo de 2017

DUATLON DE GALIZANO: 53º

El domingo por la mañana pronto nos reunimos en mi portal para ir al Duatlón de Galizano. Un duatlón rápido y con una bici determinante, porque a pesar de que sea un circuito llano, el viento hace que se haga bastante duro.
Tras varios saludos a los viejos compañeros de fatigas, y con retraso, dio comienzo el duatlón. Salida rápida como siempre, a 2 vueltas la primera carrera a pie. Desde principio, ya ví que corriendo iba bastante cómodo, a ritmos de 3:35-3:40 corría con margen, asi que a aprovechar y a llegar lo más delante posible. El nuevo Suntoo para esto es una gozada, y es que puedes controlar el ritmo para no pasarte de vueltas en todo momento. También me di cuenta de que mis compañeros de equipo, andan más lentos de lo previsto en la carrera a pie. Ni Ibarguren ni Sarobe fueron capaces de seguir nuestro ritmo, y eso que no íbamos a tope. Primera vuelta en 10:30, bien, bien , ahora hay que intentar pillar un grupo, y vaya que si lo encontré, con varios Polanco y algún Buelna, poco a poco fuimos avanzando posiciones, yendo a un ritmo cómodo para mí y casi cogemos a mi compañero Diego.
Al final del primer sector 21 minutos a 3:42 de media y rápida transición para salir con la bici. Bien, estoy entre los 40 primeros. Pero nada más coger la bici ya sabía que la cosa iba a cambiar, y efectivamente cambió.
Muchos de los duatletas que venían por detrás rápidamente me pasaron y en la primera vuelta de las 4, igual me pasaron 15.
Pero no pasa nada, entre que yo no traje la cabra por el miedo a la lluvia, y que sé que en bici me falta un punto, no me vine abajo, y la idea era clara, ir fuerte, manteniendo un ritmo constante para sacar la mayor media posible, sin importarme la gente que pasara o dejara de pasar. Velocidad constante y al lío. Intentando disfrutar al máximo
Y asi fuimos pasando los kilómetros, con alguna que otra sonrisa a mis fotógrafos favoritos
Con los animos de mi mujer y mis compis de equipo en la rotonda de giro, que se dejaron el alma animando en la cuneta
Y sufriendo en los malos momentos, porque a pesar de que sabia que me iban a pasar duatletas, por lo menos intentar que me pasaran los menos posible
En el principio de la última vuelta me paso Martin, y eso no era buena señal, en teoría yo debería andar mas que Martin, y ahí si que me vine un poco abajo, sabiendo además que no le podía aguantar la rueda, pero que se le va a hacer, es lo que hay, y a mi en bici me falta aun un punto, quizás el que me sobra corriendo. Aún así también he de reconocer que hice un poco el ganso en bici, saludando a mis compis y chocando las manos con Jorge Rodriguez Antuñano, pero que narices, para eso estamos, para divertirnos.
Finalmente 1h01' de bici, parcial 70, que es malo, pero no tan malo, en bici solo me pasaron 20, ni tan mal. Contento sobretodo con la media de 34 kms/h en bici, que en Pamplona eso me haría volver a soñar con el sub 5h, y además en Galizano SIN cabra. Rápida T2 y rápidamente a por el último parcial.
Este año he entrenado las transiciones más que otros años, y eso se nota, excepto los primeros 100m, el resto pude correr casi a tope, a un parcial de 3:50, que está muy bien para ser el último parcial. Y tocaba remontar lo máximo posible para ver hasta donde llegaba, y pude remontar 6-8 puestos que no está mal. Fue una pena no tener un par de kilómetros más corriendo, porque hubiese remontado aún más, pero es lo que hay.
Al final 1h33', un minuto peor que otros años, seguramente por la bici, y puesto 53º. Lo importante, que seguimos sumando.
Y después post carrera en Hoznayo, ahí si que somos unos campeones, pero bueno, eso ya son historias del Costa Quebrada



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada